martes, 5 de agosto de 2008

MI NUEVO RATON

O como hundir a un friki en la miseria.

Hace unos meses adquirí, lleno de gozo y colmado de ilusiones, un nuevo ratón. Un Superratón. Lo llevé al curre para vacilarle a mi compañero y demostrarle así lo feliz que iba a ser y lo desgraciado que iba a ser él. El momento llegaba y no cabía en mí de dicha.

Que grán momento.



Lo saqué de mi bolsito, lo enchufé, y me dispuse a relatar sus virtudes:

- Fíjate, la rueda es sensible y cuando le das caña pierde el rozamiento y va que se las pela. Además es laser y tiene una precisión y sensibilidad inusitada. Y lo más importante: cuenta con nada menos que 7 botones programables, puedes ponerle incluso una función diferente dependiendo del programa que estés utilizando.

Miguel apartó un segundo la mirada de su pantalla y, tras reflexionar un segundo más, me miró a los ojos y me dijo:

- Ezo e un lío.

Y siguió trabajando.

4 comentarios:

Pilar dijo...

tranquilo, no estás solo. mi concubino no ha parado hasta conseguir el "MX Air Rechargeable Cordless Air Mouse" y se le ha puesto cara de ganar una pequeña batalla en la vida, imagino que como tú.

Ivan dijo...

Como mola saber que no estyo solo, por partida doble:
una por el comentario, y dos por saber que hay más frikis con la página de logitech puesta de inicio.

El protestón dijo...

Iván eres casi tan gracioso como el de Mi Mesa Cojea pero menos heavy. Un placer leerte. Me he visto todos los posts del tirón.

Ivan dijo...

Se agradece el cumplido y la participación, Jose.

Ten en cuenta que el de Mi mesa vive de eso, yo solo soy un aficionado.

Seguiremos en la brecha bloguera.